Consejos para ahorrar energía en primavera

31 Mar, 2021 | Noticias

Se dice que en Andalucía pasamos del invierno al verano sin escalas, sin embargo los andaluces sabemos lo especial que son nuestras primaveras, sobre todo en Sevilla, donde se viven las dos fiestas más importantes de la ciudad.

Para disfrutar al máximo de esta estación de entretiempo sin sobresaltos en tus facturas energéticas, aquí van algunos consejos rápidos para ahorrar energía en primavera.

Con la entrada de la primavera y posteriormente el cambio de horario, nuestros días se llenan de luz. Hay muchos beneficios físicos y sicológicos de estas horas extras de luz, pero también podemos sacarle un beneficio energético. Es la hora de abrir nuestras persianas y cortinas en estos días en los que el calor aún no es tan intenso. Con ello ahorraremos en nuestra factura al disminuir nuestro consumo en iluminación.

Estas horas extras de luz junto con las temperaturas aún no tan extremas de la primavera crea un entorno ideal para realizar actividades al aire libre. A pesar de las limitaciones de la pandemia y las restricciones de movilidad, un paseo por el parque solo o en familia, o visitar entornos naturales próximos a nuestra vivienda puede ser una forma segura de disfrutar de esta estación y si controlamos el consumo fantasma de nuestras viviendas una forma de ahorra energía en nuestro hogar.

La primavera es también un momento idóneo para realizar el mantenimiento de nuestras instalaciones. Por ejemplo en las viviendas, revisar y mantener los aires acondicionados y frigoríficos pueden ayudarnos a mejorar su funcionamiento en verano, incluso contratar los servicios de instalador autorizado será más fácil y más económico que en plena campaña de verano.

Mucho se habla de las ventanas, que son fundamentales en el aislamiento de nuestra vivienda u oficina y en el proceso de ventilación natural de los edificios. Sin embargo en muchas ocasiones no se puede acometer una obra de instalación de ventanas aislantes con los famosos cristales climalit. Pues bien, una buena opción, y bastante más económica, es la colocación de cortinas térmicas que nos ayudarán a aislar mejorar nuestras estancias.

Si usas termostato o calentador en tus instalaciones intenta ajustar la temperatura para que no haya una excesiva diferencia con la temperatura exterior ya que en primavera las temperaturas suelen ser más variables y a mayor diferencia de temperatura con respecto a nuestra consigna, más tendrán que trabajar nuestros equipos con el consiguiente gasto energético.

Apuesta siempre por electrodomésticos de máxima eficiencia (en marzo de 2021 ha cambiado el etiquetado de muchos de ellos) y en primavera con temperaturas más suaves pero algún día veraniego puede ser útil el ventilador que consume muchísimo menos que el aire acondicionado.

Por último, la ropa siempre puede ayudarnos en el confort. Parece una tontería pero una capa de más en otoño o una capa de menos en primavera en nuestro atuendo, puede marcar una gran diferencia en nuestro confort en el hogar o en la oficina. De forma instantánea y a coste cero.

Posts Relacionados